banner

¿QUÉ ES LA ESCLERO-CRONOLOGÍA BASADA EN OTOLITOS?

LINEA DE INVDe las estructuras calcificadas presentes en organismos marinos, los otolitos de peces han sido las más usadas. Los otolitos se encuentran en el oído interno de peces óseos y su función es actuar como receptor mecánico de las señales trasmitidas por el nervio auditivo, a fin de mantener el balance del pez en el medio acuático. El otolito crece por deposición de capas concéntricas (denominados anillos de crecimientos) de carbonato de calcio y proteínas, las cuales son depositadas a intervalos regulares que pueden ser diarios o estaciónales. Los anillos de crecimiento estaciónales están formados a su vez por una zona translucida y otra opaca, constituyendo entre ambas un anillo anual (denominado ánulo), cuyo crecimiento registra la cronología histórica desde el nacimiento hasta la fecha de muerte del pez. Alternativamente, los anillos de crecimiento diario (o micro-incrementos, Panella 1971) son solamente visibles a través de un microscopio durante el primer año de vida del pez, debido a que su crecimiento es mayor durante dicho periodo.

El desarrollo de la otolimetría ha experimentado un notorio incremento en los últimos años en países industrializados, particularmente en aquellos que explotan comercialmente sus recursos acuáticos. La prueba más reciente de tal incremento es que en las últimas dos décadas cinco congresos internacionales han sido organizados exclusivamente en este campo (Secor et al. 1995; Fosssum et al. 2000; Begg et al. 2005). Estas y otras investigaciones han demostrado la capacidad de los otolitos para registrar información en su micro y macro estructura, como edad, crecimiento, patrones de movimientos, y/o interacción de hábitat son registrados a diferentes escalas temporales. Dicha información puede ser interpretada a nivel poblacional en términos de ecología, demografía y/o historia de vida de una especie dada, con el fin de asegurar su manejo y conservación. Adicionalmente, la estructura de los micro incrementos también registra transiciones ontogenéticas que ocurren durante las fases tempranas de su desarrollo, tornándose en una herramienta potencial para estudios ecológicos de peces marinos y dulceacuícolas. En adición, recientemente ha emergido una nueva sub-disciplina basada en la microquímica de los otolitos. El otolito al ser metabólicamente inerte (i.e., su material no es reabsorbido) y crecer continuamente a través de la vida del pez, mantiene la composición química del ambiente al cual el pez estuvo expuesto (Campana, 1999). Entre las aplicaciones de la microquímica de los otolitos están su efectividad como marcadores naturales de áreas natales o de crianza, identificación de stock, migraciones, y/o detección de anadromía.