banner

Crecimiento y supervivencia durante las fases tempranas de peces marinos

LINEA DE INVUno de los grandes paradigmas en el estudio de la ecología y biología de peces marinos es el hecho de que existe gran variabilidad en la supervivencia durante los estadios tempranos de su ciclo de vida, la cual está relacionada con la variabilidad en el reclutamiento. Este último es determinante de la fuerza de la clase anual y por lo tanto, del tamaño de una población explotable. En consecuencia, existe un gran interés científico y económico por identificar los factores y condiciones que influyen en el reclutamiento durante las fases larvarias y juvenil tempranas. En este sentido, estudios recientes han sugerido que existe una conexión entre crecimiento y mortalidad, la cual puede explicar la supervivencia de los estadios tempranos de peces teleósteos. Esta hipótesis sugiere que el crecimiento opera bajo la acción de tres mecanismos, los cuales no son necesariamente mutualmente excluyentes, pero que hacen del crecimiento un factor concomitante en determinar la supervivencia de la descendencia. El primero de estos mecanismos sugiere que si la mortalidad decrece funcionalmente con el tamaño del pez, entonces aquellos individuos más grandes a cualquier edad definida, tendrían menor probabilidad de mortalidad que aquellos más pequeños (i.e., bigger is better mechanism; Leggett and DeBlois, 1994).


El Segundo establece que si la mortalidad es tamaño-dependiente, entonces las tasas de crecimiento mayores podrían reducir el tiempo en el cual los individuos experimentan elevadas tasas de mortalidad. En otras palabras, una corte que exhibe tasas de crecimientos bajas como resultado por ejemplo de una disponibilidad de alimento reducida, o por efecto de variables ambientales desfavorables, puede tener un período larvario prolongado y una mortalidad acumulativa muy alta. En contraste, los individuos de una corte que crecen con mayor rapidez tienen un período larvario más corto, y por ende, una menor mortalidad acumulativa.


LINEA DE INVConsecuentemente, aquellos individuos que crecen rápidamente tienen una mayor probabilidad de sobrevivir (i.e., growth-rate mechanism; Shepherd and Cushing, 1980; Houde 1997). El tercer mecanismo sugiere que aquellos individuos que hacen las transiciones ontogenéticas (e.g., saco vitelino a primera alimentación, larva a juvenil) a edades más tempranas tienen una mayor probabilidad de sobrevivir, y viceversa (i.e., “stage duration” mechanism; Houde, 1997).


Los tres mecanismos descritos pueden ser evaluados en una especie que presente una suficiente resolución en la formación de sus micro-incrementos. El principio es sencillo: el grosor de los micro-incrementos formados a una edad previa permanece intacto debido a la estructura inerte y crecimiento continuo del otolito. Por lo tanto, al comparar el grosor del incremento (como un indicador del crecimiento diario) a una edad previa usando otolitos de larvas planctónicas, con el grosor del incremento a la misma edad usando otolitos de individuos colectados en estados más avanzados de desarrollo (e.g., 0+ juveniles) permite evaluar si el crecimiento fue mayor, similar y/o inferior en los sobrevivientes de una misma población.